"/> SDNL16 "Todo está bien" de Alejandra Reyes - #TeatroEnMTY "/> SDNL16 "Todo está bien" de Alejandra Reyes - #TeatroEnMTY
Arriba

SDNL16 “Todo está bien” de Alejandra Reyes

Cinco de la mañana. Levantarse, baño, arreglo, sacar el tupper del refri, revisar que todo esté en sus bolsillos. Camión, treinta y dos personas sentadas y veinte de pie, freno, arranca, freno, timbre. Huella digital, buenos días diez veces, prender monitor, password. Teléfono, Outlook, Facebook, ¿ya no hay café?, sí licenciada. Comida . Facebook, Outlook, teléfono. ¿Alguien va al Oxxo?. Seis de la tarde. Aquí espantan. Camión, treinta y dos personas sentadas y treinta y dos de pie. Freno, arranca, freno, timbre. Revisar que todo esté en sus bolsillos, poner el tupper en el lavabo, baño. Cama, Netflix, ojos cerrados. Seis horas. Cinco de la mañana.

 

sdnl16todoestabien02

 

“Todo está bien” es un texto de Alejandra Reyes que bien podría llamarse “Godínez: el moderno Sísifo”. La historia que nos cuenta trata sobre un grupo de godínez (moderno término para llamarle a un empleado de oficina) que se ven inmersos en una situación de contingencia provocada por el intento de suicidio de una de sus compañeras. Este rompimiento de la rutina los llevará a salirse de control, develando lo absurdo del trabajo de oficina, donde la rutina se vuelve estilo de vida, alineado a los parámetros que otros trabajadores de oficina implantaron.

 

sdnl16todoestabien01

Mayra Vargas fue la encargada de dirigir la lectura dramatizada de este texto, como parte del festival Semana de la Dramaturgia Nuevo León 2016. Para elló transformó el escenario de Foro Arcadia en una oficina con sólo unas sillas y una serie navideña. Siendo una de las lecturas más largas, la dinámica entre los actores (Morena González, Patricia Bueno, Aimé Sepúlveda, Carlos Piñón y Ricardo Traviezo) permitió que la obra fluyera sin problemas y no se sintiera la duración. Además, el humor negro y ácido del que está cargado la obra estuvo muy bien manejado, apoyado incluso por elementos cómicos que se han vuelto virales en redes sociales.

 

sdnl16todoestabien05
Al término de la lectura, Alejandra Reyes mencionó que el texto nació a partir de una necesidad de entender el mundo y lo absurdo que llega a ser. Para ello tomó como base el libro de “El mito de Sísifo” de Albert Camus, en donde se plantea como principal problema filosófico el suicidio, hecho que desencadena las acciones del texto de Reyes. Alejandra además afirmó que Hernández, el personaje que intenta suicidarse, es como un Jesucristo contemporáneo, en el cual sus apóstoles (en este caso involuntarios) terminan expiando las culpas de sus pecados.

 

sdnl16todoestabien03
Camus ejemplica al hombre absurdo en la figura del actor, quien con cada personaje vive y nace en un breve lapso de tiempo, para volver a iniciarlo al día siguiente (no tocaremos aquí el caso de las obras breves). Alejandra propone que el oficinista actual tiene cualidades del hombre absurdo propuesto por Camus: una vida destinada a vestirse formalmente, donde la rutina permea todos su ámbitos desde lo laboral hasta lo personal. La historia llega a conectar por la cercanía con el lector/espectador, ya que todos conocemos o somos un godínez rutinario.

 

sdnl16todoestabien06
Dado el tema que se plantea el texto y la forma en que se presentó la lectura, bien podríamos haber visto el germen de una puesta en escena, como ha sucedido en otras ediciones de este festival de dramaturgia. De igual forma, al ser los protagonistas un grupo de oficinistas, la obra puede prestarse para invadir espacios que no necesariamente están orientados a las artes escénicas, como puede ser un piso de oficinas en uno de los nuevos edificios de San Pedro, o incluso el sótano de una oficina de gobierno. Un poco de arte siempre es bueno para romper la rutina.

 

Este texto es una versión extendida de la reseña ganadora del Certamen de Reseñas de la Semana de la Dramaturgia Nuevo Léon 2016, organizado por CONARTE. La versión original puede leerse aquí

 

FICHA TÉCNICA

Reparto

Robles: Morena González

Hernández: Patricia Bueno

Larrañaga: Aimé Sepúlveda

García: Carlos Piñón

Ortega: Ricardo Traviezo

 

Dramaturgia: Alejandra Reyes

Dirección: Mayra Vargas

Producción y Asistencia creativa: Kagua Treviño Barahona

Iluminación: Carlos Piñón

 

 

Carlos López Díaz

Espectador norestense interesado en el quehacer teatral regiomontano. En 2015 lanza al internet el blog Jardín en Llamas, en el cual escribe sobre el teatro que se hace en Monterrey. Ama las tramas más que los desenlaces.