"/> Microteatro Monterrey - #TeatroEnMTY "/> Microteatro Monterrey - #TeatroEnMTY
Arriba

Microteatro Monterrey

En 2009, por iniciativa del cineasta Miguel Ancantud, un grupo de artistas españoles tomó las instalaciones de un antiguo burdel madrileño, a punto de ser demolido, para montar un proyecto teatral. La idea era sencilla: montar una obra corta sobre la prostitución en cada una de las diferentes habitaciones, destinadas en su momento para otros placeres, con un público no mayor a 15 personas, repitiéndose una y otra vez. El éxito llegó sin esperarlo.
 

 
Los artistas involucrados en el proyecto sólo buscaban un espacio donde dar solución a sus necesidades creativas. Como resultado de ese experimento, en 2010 abre oficialmente Microteatro, igualmente en Madrid, un espacio donde un grupo de creadores montan obras con una duración aproximada de 15 minutos, en un espacio de 15 metros cuadrados a partir de un tema en común.
 

Tomada de Yelp.com

Fachada de Microteatro México, ubicado en la colonia Santa María La Ribera en la Ciudad de México. Tomada de Yelp.com


 

A partir de entonces el fenómeno de microteatro se fue diseminando, primero en otras ciudades de España y posteriormente exportando la idea al continente americano. Actualmente hay sedes en Perú, Costa Rica, Estados Unidos y Argentina. A México llega en 2013, instalándose en una casa de la colonia Narvarte, en la Ciudad de México, y mudándose a su ubicación actual en la colonia Santa María La Ribera. Desde entonces ha ayudado a revolucionar el teatro y la forma de ver teatro en la capital mexicana, ya que se han presentado desde artistas consolidados del teatro hasta actores que nunca habían hecho teatro.

 
 
Además, este concepto ha ayudado a llevar nuevos públicos al teatro, principalmente públicos jóvenes que, influenciados por los tiempos modernos, prefieren contenidos cortos y experiencias inmediatas. También, el concepto de microteatro se ha convertido semillero de otros espacios teatrales, los cuales retoman el concepto de teatro de corta duración y lo adaptan a otras situaciones, por ejemplo teatro en departamentos.
 

 
En Monterrey el concepto de teatro breve no es nuevo. Ya han existido algunas propuestas de compañías locales, quienes presentaban breves historias en espacios alternativos. Se pueden mencionar como ejemplos la obra Oscura Esencia, de Hernán Galindo, presentada en una extensa temporada en varios cuartos de la casa donde se ubica el ISEM; el proyecto 7Golpes que, en cuatro ediciones diferentes, presentó en una misma noche diferentes historias a partir de un tema en común (proyecto del cual incluso se publicó un libro con algunas de las obras presentadas); y el proyecto más cercano al concepto de microteatro que hizo la compañía Teatro México 15/15, quienes montaron cuentos de Edgar Allan Poe en diversas salas del Salón Morelos.
 

"Que mengüen los sueños" y "Tribulaciones de un gigoló" en el Coloquio de Teatro Nuevo León 2014

“Que mengüen los sueños” y “Tribulaciones de un gigoló” en el Coloquio de Teatro Nuevo León 2014


 

Quizás el primer encuentro con el concepto de microteatro se dio durante el Coloquio de Teatro Nuevo León 2014, donde se presentaron dos obras de Microteatro Veracruz, usando para ello las instalaciones del extinto café Mamamor. En ese entonces “Tribulaciones de un gigoló”, actuada por Oliver Cantú y Arminda Vázquez, y “Que mengüen los sueños”, protagonizada por Ana Ochoa Valdéz”, dieron una pequeña muestra de la forma en que se desarrolla una historia en un tiempo y espacio reducidos.

 
 
A inicios de este 2016, Emmanuel Pichardo y Gustavo Beltrán, un par de jóvenes de la Ciudad de México, se aventuraron a traer de manera formal el proyecto de Microteatro, el cual ya se había replicado en otras ciudades mexicanas como Puebla, Querétaro, Xalapa y Guadalajara. Tanto Emanuel como Gustavo ya habían tenido la oportunidad de participar en Microteatro, el primero como actor y el otro como director, además de pertenecer a la compañía NUNA Teatro Contemporáneo, por lo que comprenden de primera mano el quehacer teatral. Tuve la oportunidad de platicar con Gustavo tanto sobre el concepto, como del emprendimiento de abrir este teatro en la ciudad.
 

 
¿Cómo fue la respuesta que tuvieron en esta primera convocatoria de temporada?
 
Tuvimos un gran recibimiento por parte de los creadores locales. Ya habíamos tenido contacto con compañías locales a través del Festival de Teatro Nuevo León y en algunas ediciones de la Muestra Nacional, y veíamos que el teatro regiomontano está a la par de las grandes ciudades del mundo, no le pide nada a muchos lugares. Para esta primer temporada lanzamos la convocatoria en redes sociales y recibimos respuesta de mucha gente a la que ni siquiera conocíamos, lo cual nos tiene muy contentos.
 
 
¿Qué es lo que buscan en las obras que se van a presentar en Microteatro?
 
Las convocatorias son totalmente abiertas, cualquier persona, aunque no se dedique al teatro, puede inscribir su microobra. Para seleccionarla nos enfocamos en la originalidad, la forma de abordarla en 15 minutos, que sea una historia redonda, perfectamente reconocida por el público, atractiva y sorpresiva. Si es seleccionada, nosotros buscamos quien la monte. Nosotros abrimos el espacio a los colaboradores y además buscamos acercarlos. No evaluamos ninguna propuesta de montaje, se evalúa sólo el texto.
 

Emmanuel Pichardo, Gustavo Beltrán e Ingrid Zamarripa, el equipo detrás de MicroteatroMonterrey

Emmanuel Pichardo, Gustavo Beltrán e Ingrid Zamarripa, el equipo detrás de MicroteatroMonterrey


 
¿Cuáles son algunas de las ventajas de trabajar con microbras?
 
Microteatro, como creador, te invita a hacer las cosas por tí mismo. No es necesario tener una gran producción ni un gran equipo detrás, que lo puedes tener, pero no es necesario. No es un teatro de formato de crisis, no se hace teatro “en chiquito” porque no se pueda hacer de otra forma. Es una forma de explorar algo diferente, de tener una relación totalmente franca con el público, que muchas veces no tienes en un escenario convencional. Además, se convierte en una gran escuela para todos los que nos involucramos. Al estar presentándose la obra seis veces diarias, con un público tan cercano, los actores van creciendo muchísimo y la obra también. Una de las grandes virtudes que tiene este concepto es el aprendizaje que te deja. Además es una gran oportunidad para los creadores de hacer nuevas obras, ya que una de las grandes fortalezas de microteatro es que promueve la creación de dramaturgia cien por ciento nueva, a partir dela temática que tenemos cada mes.
 

 
Joserra Zúñiga, un dramaturgo que vive en la Ciudad de México y que ha participado en varias temporadas de Microteatro, dijo en una entrevista que él ve este concepto como un laboratorio, en donde puede probar ciertas cosas para otro tipo de proyectos ¿Ustedes también lo ven así?
 
Coincido con ello. Microteatro es como un microscopio, donde puedes darte cuenta en pequeño de cosas que en grande quizás no lo puedas ver, no sólo en cuestión de creación artística, sino en cuestiones de producción. Esas experiencias permiten a los artistas aprender de ellas y usarlas en otros proyectos. Además, ofrece la posibilidad de trabajo a muchos creativos, así a través de la colaboración entre ellos se puede llegar a hacer una gran familia y una gran red teatral.
 
 
Este tipo de formatos nuevos, ¿puede contribuir a formar nuevos públicos?
 
Muchas veces llevar al público a un teatro es difícil. No es sencillo interesarlos y hacerlos asiduos a cualquier tipo de teatro. Es muy triste ver foros vacíos o temporadas que se caen porque la gente no llega. Creo que Microteatro engancha muchísimo al público normal, ya no solo a los demás teatreros o a las familias de los teatreros. Si llega alguien de chismoso a ver qué había, siempre se engancha, siempre quiere ver qué hay la siguiente temporada, o bien vuelve a ver las obras que no alcanzó en su primera visita.
 
 
Además, están ubicados en un barrio legendario en Monterrey y famoso por sus opciones de paseo.
 
Algo fundamental de la vida de cualquier ciudad es que los barrios sean reconocidos por el movimiento, la vida que hay en cada uno de ellos. Nos interesa muchísimo el diálogo que se pueda dar con lo vecinos y además de con los otros espacios que se encuentran en esta escena.
 
Varias103
 
Tengo entendido que para este arranque tuvieron un acercamiento con la Facultad de Artes Escénicas de la UANL y hay alumnos participando en montajes formales.
 
Como compañía de teatro tuvimos un acercamiento con la facultad hace unos años, debido a que trajimos una obra a un festival organizado por ellos. Quedamos encantados con el recibimiento tanto de directivos como de los alumnos. Ahora que vinimos, retomamos los contactos para abrirles el espacio y echarles la mano a las nuevas generaciones, así como generaciones pasadas lo hicieron con nosotros. En esta ocasión les seleccionamos textos que ya están probados en otros espacios de Microteatro en el mundo y se los dimos a los maestros que la facultad designó para el Microdebut. Ellos, con total libertad, formaron los grupos y realizaron los montajes. Nos gustaría en un futuro involucrarnos con las otras escuelas de teatro, y ofrecerles igualmente el espacio.
 
 
¿Qué va a poder encontrar la gente que vaya a Microteatro?
 
Le dimos muchísima variedad a la primera temporada que lleva como tema Por dinero. La gente va a poder encontrarse con una comedia, con una tragedia, con algo que lo lleve a una profundísima reflexión o temas más ligeros. Hay textos muy interesantes de gente luchando por dinero.
 
La oferta que tienen además es dinámica, no están las mismas obras toda la noche.
 
La dinámica es un poco complicada pero eso la hace interesante y muy divertida. Tenemos cuatro sesiones. La primera es la Estelar, de jueves y viernes 8 a 9:30 de la noche, sábados y domingos de 6 a 8:30 de la noche. Después viene la Golfa, que es de los viernes de 10 a las 11:30pm y sábados y domingos, de 9 a 11:30pm. Todas estas sesiones son de 6 funciones contínuas de forma secuencial. Los sábados y domingos al mediodía es la sesión infantil. El microdebut sucederá miércoles y jueves de 8 a 9:30 de la noche. Tendremos además un pequeño restaurante con opciones para comer o tomar algo en lo que esperas a que empiece la siguiente función, incluso puedes platicar con los actores y directores de las obras.
 
 
Si deseas más información sobre Microteatro, así como checar horarios y las obras en cartelera, puedes visitar su página web o bien a través de su página de Facebook

Carlos López Díaz

Espectador norestense interesado en el quehacer teatral regiomontano. En 2015 lanza al internet el blog Jardín en Llamas, en el cual escribe sobre el teatro que se hace en Monterrey. Ama las tramas más que los desenlaces.