"/> De niños reales - Reseña de #TeatroRegio "/> De niños reales - Reseña de #TeatroRegio
Arriba

De niños reales

DeNinosReales05

La infancia es una etapa del ser humano que no está exenta de los problemas básicos de la humanidad. La diferencia con otras etapas como la adultez o la vejez, es que cada emoción, cada experiencia, cada sentimiento es un descubrimiento, una sorpresa que llega para bien o para mal. Soledad, falta de empatía y desamor son algunas de las emociones que cuando somos adultxs tendemos a verlas en grises, porque las asociamos con un recuerdo poco placentero. Los niñxs, en cambio, al no conocer qué es eso, tienden a verlo con curiosidad, acercarse poco a poco movidos por la novedad, e incluso pintándolo con colores, poniéndole ruedas o hasta haciéndolo brillar para ver qué sucede.

Basado en textos de Suzanne Lebeau, Gerardo Dávila presenta la obra “De niños reales”, pequeños cuentos mostrados a través de las actuaciones de Yesica Silva, Manuel Sauceda y Niza Vela. Este proyecto forma parte de los seleccionados en la convocatoria Puestas en Escena CONARTE 2014.

La obra fluye adecuadamente entre cada uno de los cuentos, donde cada uno de los actores va interpretando un papel diferente. La manera en que está realizado el montaje recuerda mucho a los juegos que hacíamos de niños, donde gracias a la imaginación podíamos convertir una cama en un sillón alto, muy alto y a los pocos segundos se convertía en un mar repleto de tiburones. En esta obra, la escenografía se vuelve esencial, sobre todo porque al ser muy sencilla, se vuelve multiusos. También puedo destacar el uso de materiales simples para crear utilería, tal y como lo hacíamos cuando de niños buscábamos la caja de mercería de mamá. Complementando esto, las actuaciones tanto de Yesica, Manuel y Niza son muy adecuadas, interpretando, como el nombre de la obra lo dice, a niños reales, y no a los niños ridiculizados que muchas veces vemos en otro tipo de representaciones. Estos son niños que sienten, que piensan, que son inteligentes y que fallan, como cualquier niño que veamos en la calle.

Lo curioso es que en la presentación había más niños que adultos, a los cuales las historias nos llegan de manera diferente. Primero porque hay un toque de nostalgia, que nos recuerda, como ya mencione, a las historias que inventamos de niños para distraernos (sobre todo los que vivimos la infancia sin internet). Segundo, porque la experiencia que traemos cargando nos permite ver más allá de la simple historia. ¿cómo compensamos lo racional con lo sentimental? ¿cómo nos afecta la falta de afecto? ¿cómo nos relacionamos con los demás?. Y tercero, porque nunca dejas de ser niño y de repente te ves en un juego en el que quieres participar (pero pues, en este caso somos público).

Las historias son muy divertidas, y estoy seguro que serán más divertidas para los niños porque ellos las verán con más colores que con los que lo puede ver un adulto. Además, es una buena oportunidad para cambiarse un poquito los lentes que el tiempo nos ha puesto y disfrutar, nosotros los adultos, esta obra como niños.

 

[foogallery id=”1255″]

FICHA TÉCNICA
Reparto
Yesica Silva
Manuel Sauceda
Niza Vela

Dirección
Gerardo Dávila

Texto de
Suzanne Lebeau

Carlos López Díaz

Espectador norestense interesado en el quehacer teatral regiomontano. En 2015 lanza al internet el blog Jardín en Llamas, en el cual escribe sobre el teatro que se hace en Monterrey. Ama las tramas más que los desenlaces.